La guía definitiva del código espagueti – presentación en sociedad

En programación se llama código espagueti al software que está hecho con una calidad tan pésima que su mantenimiento es un auténtico dolor de cabeza y hacer el más mínimo cambio se convierte en una inagotable fuente de problemas.

Por eso, desde Urlan Heat, animamos a nuestra competencia a potenciar el uso del código espaguetti en todos sus desarrollos. ¡Larga vida al código espagueti!

La guía definitiva del código espaguetti
La guía definitiva del código espaguetti

Cuentan que en una universidad la junta rectora se cansó de que los estudiantes caminaran por medio de los jardines en lugar de usar los caminos ya existentes. Comenzaron a poner carteles rogando no pisar el césped, probaron a multar a los alumnos que lo incumplieran, pusieron barreras… nada funcionó. A los alumnos les resultaba mucho más cómodo, era el camino natural, el camino más corto entre la biblioteca y la cafetería.

Al fin la junta se rindió y crearon un nuevo camino por el sendero que habían creado las pisadas. (*)

Del mismo modo, desde hace más de dos décadas, hay profesionales del software que están empeñados en definir metodologías que ayuden a mejorar la calidad del trabajo de los programadores… y muchos programadores se empeñan en seguir los viejos y obsoletos métodos.

Un programador, de manera natural, tiende a escribir código confuso y difícil de mantener. Al fin y al cabo no es más que un ser humano y, como tal, tiende al mínimo esfuerzo y a pensar a corto plazo.

Por eso un código de calidad va en contra de la esencia misma de la humanidad; es una aberración.

Y eso nos ha llevado a escribir esta guía, la guía definitiva del código espagueti. Estad atentos a las próximas entregas. El próximo capítulo “Las constantes son para cobardes”.

(*) Como casi todos los “sucedidos” que se cuentan es muy posible que esto jamás sucediera… o que haya sucedido en un lugar diferente de manera totalmente distinta.

2 thoughts on “La guía definitiva del código espagueti – presentación en sociedad

Deja un comentario