[Cotilléanos] El 2022 de Urlan Heat

Entre los miles de repasos del año que se han publicado hasta la fecha había uno que estabas esperando con especial impaciencia: el repaso del año 2022 de Urlan Heat.

Ha sido un año muy, muy intenso. Mucho trabajo, mucho proyecto y muchas horas.

El resultado económico

Voy a empezar por lo que más curiosidad suele despertar… el dinero.

Hemos tenido una facturación de casi 150.000 euros en los primeros ocho meses. Nada, nada mal para un equipo de cuatro personas (aunque hemos estado unos meses solo tres) que acaba de arrancar.

Y de este dinero el beneficio que ha quedado ha sido del 26%. Que tampoco está nada mal. Sobre todo teniendo en cuenta la inversión inicial que hemos tenido que hacer (compra de equipos, gastos de asesorías y abogados y licencias de software).

¿Y qué vamos a hacer con este beneficio? Habíamos pensado en montar una fiesta salvaje pero al final se ha impuesto la prudencia y hemos decidido:

  • Dejarlo como colchón por si vienen tiempos malos (clientes a los que les da pereza pagas, bajas, etc.).
  • Invertirlo para lanzar nuevos proyectos propios.

Clientes y proyectos

Toda esta facturación la hemos conseguido con apenas siete clientes. Y los tres más importantes han sido clientes a los que hemos conocido este año.

Y en lo que a proyectos se refiere hemos conseguido terminar y entregar 10 proyectos. Y hubieran sido once de no ser por nuestra fea costumbre de coger unos días de descanso.

Tecnologías

También ha sido un año de aprender cosas nuevas y de meterse con nuevas tecnologías. De entre éstas destacaría:

  • Rust. Esta es la que me ha gustado a mí.
  • Flutter.
  • NodeJS.
  • Parse.

Nuevos amigos

Otra de las cosas buenas que ha traído este año ha sido el trabajar con gente como David Boyero, el equipo de BVApps y el de Interaktell. Algunos de ellos, para mí, han pasado de ser meros compañeros de viaje a buenos amigos. Y con todos ellos vamos a hacer muchas más cosas en 2023.

Aligerando peso

Pero no todo ha sido aprender y poner en marcha cosas nuevas. Hemos aprovechado para quitar de en medio actividades que nos alejan de nuestro foco y que ya no nos emocionan. Entre otros:

  • AbacoProyectores. Hemos cesado la actividad de alquiler de proyectores y ordenadores.
  • El Rincón del C. Un proyecto que lancé allá por el año 99 y que ya no tenía sentido continuar.

¿Y lo malo?

Si has leído hasta aquí seguro que estarás pensando “Suena bien, Gorka, pero ¿seguro que todo ha sido bueno?”

No, claro que no. Ha habido cosas malas.

En lo personal por un lado he tenido la pérdida de un familiar cercano. Por otro lado he tenido la separación de mis antiguos socios. Y toda separación es complicada.

En lo laboral ha habido muchísimas horas de trabajo. Pero este en un problema que estamos ya solucionando en 2023. También nos llegaron varios clientes a la vez y nos ha costado un poco asentarnos.

Aún con todo lo malo sigo convencido que empezar esta nueva fase “en solitario” ha sido la decisión correcta.

¿Y qué vamos a hacer en 2023?

Para saber eso tendrás que esperar pero “se vienen” cosas interesantes.

1 thought on “[Cotilléanos] El 2022 de Urlan Heat”

Leave a Comment